La soja no es perjudicial

  Existe la creencia de que la soja está relacionada con el cáncer de mama y  que siempre proviene de cultivo transgénico, resultando así perjudicial para la salud. ESTO NO ES CIERTO.
    La soja es una legumbre, como pueden ser las alubias o los garbanzos. Destaca por su alto contenido en fibra, vitaminas del grupo B, magnesio, calcio, hierro, fósforo y también por su alto contenido en proteínas, siendo esta la razón por la que la soja es un buen sustituto de la carne y de otras proteínas animales. Además, contiene todos los aminoácidos esenciales, lo que convierte a esta legumbre en una excelente fuente de proteína para vegetarianos. Su alto contenido el lecitina ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL (5)  y, aparte, su lecitina resulta bastante beneficiosa para mantener un correcto funcionamiento cerebral y ha demostrado que su administración resulta beneficioso para las personas que sufren deterioros cognitivos (6).
   La población china y japonesa son de los mayores consumidores de esta legumbre y ,de hecho, la incidencia de cáncer de mama en estos países es mucho menor. La soja se asocia con el cáncer de mama porque esta contiene isoflavonas, que son unos fitoquímicos que actúan como fitoestrógenos. Los fitoestrógenos son sustancias que son producidas por las plantas que son en cierta medida similares a los estrógenos humanos, pero su acción en nuestro organismo es muy diferente. Los fitoestrógenos actúan como reguladores hormonales, lo que significa que son un gran aliado en la prevención del cáncer de mama y otra serie de cánceres hormonodependientes porque evitan que se produzca un exceso de estrógenos. Además, los fitoestrógenos, como son reguladores hormonales, van a resultar también útiles en casos de déficit de estrógenos, puesto que las isoflavonas harán que los niveles de estas hormonas se estabilicen . Es cierto que muchas mujeres que han tenido cáncer de mama y que están en tratamiento con Tamoxifeno no pueden tomar soja, pero esto no es porque la soja cause cáncer de mama, sino porque ésta interactúa con este fármaco. Por ello, las mujeres que estén tomando Tamoxifeno no deben tomar soja, pero ya está. De hecho, se ha comprobado que la soja, siempre que se consuma cuando no se está tomando Tamoxifeno, aumenta la supervivencia de las mujeres que han padecido cáncer de mama y ejerce un efecto bastante protector de este tipo de cáncer, especialmente cuando ha sido consumida durante la adolescencia.
    En cuanto a la soja transgénica, es importante decir que no toda la soja es de cultivo transgénico ni mucho menos. La legislación europea obliga a que los productos que hayan sido elaborados con soja de cultivo transgénico lo lleven indicado en su etiquetado.  Eso significa que, si compramos tofu, por ejemplo, y no viene nada en el paquete sobre soja transgénica, esto significa que no lo es. Además, si la compramos de origen ecológico, no solo nos estaremos asegurando que no es transgénico, sino también tendrá un mínimo contenido de pesticidas y su cultivo tendrá un menor impacto ambiental.
    Es cierto que se dice que el cultivo de soja está siendo una de las principales causas de la deforestación de gran parte de los bosques del Amazonas, lo que es cierto, pero también cabe mencionar que la deforestación del Amazonas se debe principalmente a las actividades pecuarias, tal y como se detalla en el informe de la FAO ‘’La sombra del ganado’’. Si queremos hacer un consumo de soja sostenible, la mejor opción sería elegir productos elaboradas con soja de origen europeo.
A la hora de consumir productos elaborados con soja, lo más recomendable es elegir aquellos que esté poco procesados, como el tofu, el tempeh, el miso sin pasteurizar ola leche de soja sin azúcares añadidos. El edamame, que son vainas de soja tierna, que no se ha secado todavía y resulta muy similar a los guisantes, también es una muy buena manera de consumirla. Se puede tomar perfectamente una ración de soja al día, lo que nos ayudará a prevenir el cáncer[1], la enfermedad cardiovascular [2]y nos aportará fibra y proteínas vegetales de muy buena calidad.  Los estudios  muestran que la  soja es más beneficiosa cuando está fermentada, ya que su contenido en fitatos y otra serie de antinutrientes  se reduce significativamente durante el proceso de fermentación. El tempeh, el miso sin pasteurizar y el natto, que es más difícil de conseguir, son realmente las mejores formas de consumir soja.
   Hay que basarse en lo que dice la evidencia, no en los mitos que se van diciendo por ahí que, realmente, no tienen un buen respaldo científico. Se ha corrido el rumor de que la soja aumenta el riesgo de cáncer, pero estoy segura que los que lo dicen no están muy actualizados sobre los estudios relevantes que se han llevado a cabo sobre este tema. Son rumores que se van corriendo y que nos hacen tener ideas equivocadas. Sin embargo, muchas personas se preocupan por la soja, pero no se apuran por comer carne y carne procesada, lo que sí está comprobado que aumenta el riesgo de cáncer[3], así como de enfermedad cardiovascular y diabetes.[4)
[1] Dietary isoflavone intake and all-cause mortality in breast cancer survivors: The Breast Cancer Family Registry.
Zhang FF1, Haslam DE1, Terry MB2, Knight JA3,4, Andrulis IL3,4, Daly MB5, Buys SS6, John EM7,8.
[2] Food and plant bioactives for reducing cardiometabolic disease risk: an evidence based approach.
Cicero AFG1, Fogacci F1, Colletti A1.
[3] Dietary Intake of Meat Cooking-Related Mutagens (HCAs) and Risk of Colorectal Adenoma and Cancer: A Systematic Review and Meta-Analysis.
Chiavarini M1, Bertarelli G2, Minelli L3, Fabiani R4.
[4] The benefits of constraining processed meat and red meat consumption in New Zealand: a public health perspective.
Cleghorn CL1, Wilson N2.
(5) Influence of soy lecithin administration on hypercholesterolemia.Mourad AM1, de Carvalho Pincinato E, Mazzola PG, Sabha M, Moriel P.
(6) Positive effects of soy lecithin-derived phosphatidylserine plus phosphatidic acid on memory, cognition, daily functioning, and mood in elderly patients with Alzheimer’s disease and dementia.Moré MI1, Freitas U, Rutenberg D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s