Alimentos que nos protegen del sol

  Con este soletón que tenemos en Andalucía resulta importante que protejamos nuestra piel de la radiación ultravioleta. Ahora estarás pensando que te voy a decir que te pongas cremita protectora, pero, en realidad, la mejor manera de proteger la piel y de a la vez beneficiarnos de la vitamina D procedente del sol es mediante la alimentación.
Al tomar el sol, nuestra piel se reseca y se desgasta, por lo que es recomendable que introduzcamos en nuestra dieta vegetales ricos en licopeno y betacarotenos, ya que estos estimulan la producción de colágeno, lo que ayudara a reparar la dermis. Curiosamente, las frutas y verduras de esta temporada, del verano, son muy ricos en estos nutrientes, en especial el tomate, las zanahorias, las calabazas (ahora es la época de la variedad potimarrón), la sandía, las grosellas, las fresas y las hojas verdes.
Hay otras frutas de temporada que estimulan la producción de melanina, que es un pigmento que actúa como filtro de la radiación ultravioleta procedente del sol, protegiendo así nuestra piel. Los alimentos que actúan estimulando la melanina son los melocotones, las ciruelas, los albaricoques, los melones y las cerezas. Estos alimentos tienen esta propiedad porque contienen vitamina E y A, las cuales abundan en el melón, razón por la cual la tierra nos trae esta dulce fruta en verano, precisamente porque nos va ayudar a protegernos del sol, el cual es tan fuerte en esta época. ¡Más melón y menos crema!
  Es importante también que no nos olvidemos de los ácidos grasos esenciales, como los que encontramos en las semillas, los aguacates y, en especial, los frutos secos, pues estos han demostrado potenciar en gran medida la acción del protector solar.
  Existen otros nutrientes que son esenciales para proteger nuestra piel, como es el caso del zinc, ya que nos ayuda a reparar las quemaduras y también favorece la cicatrización, además de estimular al sistema inmune. El aguacate es especialmente rico en este oligoelemento, además de encontrarse en las legumbres, los granos integrales, las semillas y los frutos secos. El silicio resulta también crucial para la formación de colágeno que, tal y como he mencionado anteriormente, ayuda a reparar nuestra piel. La piel del pepino es especialmente rica en silicio, una razón más por la que no debemos pelarlo; los tomates, las zanahorias, las remolachas, las hojas verdes, los brotes, el perejil, los puerros y las judías verdes son también excelentes fuentes de este oligoelemento.
  Tampoco nos debemos olvidar de la vitamina C, la cual no ejerce solamente un efecto antioxidante, sino también resulta imprescindible para la correcta formación del colágeno en nuestro organismo. Los tomates, las hojas verdes, el brócoli, el pimiento rojo, las espinacas, los frutos rojos (cerezas, fresas, grosellas, arándanos azules, moras, etc.) y prácticamente todas las frutas y verduras crudas son ricas en esta vitamina. Los alimentos ricos en antioxidantes como las hojas verdes, las frutas, las verduras de colores y los tubérculos como el boniato, van a hacer que nuestra piel se regenere de una forma más eficaz y también resultan cruciales cuando se ha producido una quemadura.
  Además, para protegernos del sol, lo mejor es que disfrutemos de sus beneficios por la mañana o al atardecer y evitemos las horas centrales del día, para evitar así el sol intenso culpable de las quemaduras y desgastes de la piel.
Frutas-e-verduras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s