Arroz integral meloso con verduras

  Esta receta está deliciosa y resulta muy saludable, puesto que está llenita de alimentos antioxidantes con efectos anticancerígenos y antinflamatorio. Para el arroz meloso, hemos empleado la variedad integral, por supuesto, y verduras ecológicas de temporada como la cebolla, el tomate, la zanahoria y las judías verdes.
  El arroz integral es un grano que no contiene gluten y es especialmente digestivo. Destaca por su riqueza en vitaminas del grupo B, además de presentar un alto contenido de fibra, zinc, manganeso, hierro, por lo que es una buena fuente de oligoelementos.   Cuando se consume arroz blanco, como ha este se le ha quitado el salvado y el germen, que son realmente las partes más ricas en nutrientes del grano, resulta poco nutritivo y presenta un alto índice glucémico, lo que provocará una acusada subida de nuestro azúcar en sangre y a la media hora ya estaremos con hambre y sin energía. Sin embargo, el arroz integral resulta mucho más beneficioso puesto que conserva el salvado y el germen, las partes donde se concentran una buena parte de vitaminas del grupo B, así como vitamina E (antioxidante), fibra y ácidos grasos esenciales. Es recomendable que remojemos el arroz integral durante toda la noche y, a la hora de guisarlo, le quitamos el agua de remojo y lo enjuagamos bien, para que así resulte más digestivo y se aumente la biodisponibilidad de sus nutrientes.
  Las verduras que he utilizado para el arroz son la cebolla, la cual destaca por su contenido en quercetina, teniendo así un efecto antiinflamatorio; las judías verdes, que nos aportan un extra de clorofila y de minerales como el potasio y el calcio; el tomate madurito de temporada, que es una excelente fuente de licopeno, un caroteno con un efecto antiinflamatorio y antioxidante, y que, además, al cocinarse el tomate, la biodisponibilidad de este fitoquímico aumenta; y tampoco nos podemos olvidar de la zanahoria, la cual es muy rica en betacarotenos, que son precursores de la vitamina A, esencial para una buena salud ocular. El ajo es otro ingrediente espectacular, destaca por su acción antibacteriana, antioxidante y abunda en compuestos azufrados, los que le confieren su acción anticancerígena.
  En lugar de utilizar colorante alimentario para el arroz, el cual resulta bastante desaconsejable puesto que incluso contiene aditivos que alteran el comportamiento de los niños, he utilizado la maravillosa cúrcuma, una especia realmente anticancerígena que destaca por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que la convierten en una excelente aliada de numerosas patologías. Es importante mezclarla con pimienta, para así mejorar su biodisponibilidad.
  No he utilizado aceite para cocinar este arroz, ya que cuando el aceite de oliva virgen extra se calienta pierde parte de sus polifenoles y, por tanto, he optado por añadir al plato un chorreoncito una vez que el arroz ya estaba cocinado y en el plato, en crudo. Es importante que añadamos algún tipo de grasa saludable, preferiblemente en crudo, para así absorber correctamente la cúrcuma, así como los carotenos de la zanahoria y el tomate.
Es preferible que las verduras utilizadas sean ecológicas, locales y de temporada.
Ingredientes (2 raciones)
· 1 vaso de arroz integral
· 200 gramos de judías verdes
· 1 cebolla
· 1 tomate
· 1 zanahoria grande
· Una hoja de laurel
· Cuatro dientes de ajo
· Una cucharadita de cúrcuma
·Pimienta
· Un chorreón de vino ecológico
· Agua
Elaboración
  • Primero, dejamos la noche anterior a hacer el arroz remojado en agua, para que así se ablande, se reitre el arsénico y se absorba mejor. A la hora de hacer la receta, retiramos el agua de remojo (ya que ahí se ha quedado todo lo que queríamos quitar) y colamos y lavamos bien el arroz.
  • En una cazuela, preferiblemente antiadherente, añadimos la cebolla troceada y el ajo y cocinamos durante cinco minutos. A continuación, añadimos el arroz, para que se tueste y coja bien el sabor del ajo y la cebolla y seguimos salteando. Añadimos el tomate y las judías verdes, el chorreón de vino y seguimos cocinando durante 5- 10 minutos. Ahora también es momento de añadir la cúrcuma, la pimienta y la hojita de laurel.
  • Añadimos 3 vasos de agua, la llevamos a ebullición y después bajamos a fuego muy lento, para que así nuestro arroz salga perfecto.  Cocinamos durante 45 minutos, hasta que el arroz ya esté hecho y haya absorbido prácticamente toda el agua.
  • Servir con un poquito de perejil bien picadito y un chorrito de AOVE y ¡a disfrutar!

 

a2ebf7_ffe200b6df6249f59986b91c19568d76-mv2

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s